Cómo crear hábito de lectura en los niños

Cómo crear hábito de lectura en los niños

Antes de entrar en harina y hablaros sobre cómo crear hábito de lectura en los niños, narraré una anécdota bastante ilustrativa a este respecto. Me he comprado un libro buenísimo. Buenísimo, buenísimo. Literatura pura. Vamos, que de tan bueno que es no entiendo ni una palabra de lo que dice. Pero me queda guay debajo del brazo: la portada va a juego con mis zapatos.

El otro día estaba en una sala de espera con mi hija María. Yo hacía como que leía el libro buenísimo, mientras ella ojeaba un cuento y practicaba su reciente habilidad lectora. De pronto, una madre que se me sentaba al lado -y cuyo hijo se hallaba abducido por una tablet de las caras-, levantó la vista del móvil y me preguntó: “¿Cómo haces para que tu hija lea?”. Yo, tan perpleja como sarcástica, señalé el libro buenísimo y susurré: “Leyendo a los grandes. Ellos lo notan”. No hace falta contar cómo discurrió la conversación: sólo diré que aquella señora salió de la sala de espera muy agradecida y con mi libro buenísmo debajo del brazo. ¡Ja!

Cómo crear hábito de lectura en los niños no debería ser una pregunta difícil de responder, porque lo cierto es que no es distinto a crear cualquier otro tipo de hábito. Lo que ocurre es que, en este caso, a muchos padres les cuesta predicar con el ejemplo. Esas casas donde la presencia de libros es meramente anecdótica o se limita a un puñado de polvorientos volúmenes que sirven para calzar mesas, no son el escenario ideal para despertar en los niños el interés lector. Las cosas como son. ¡Los beneficios de la lectura en los niños son tantos que merece la pena esforzarnos por despertar su interés en los libros!

Cómo crear hábito de lectura en los niños, el índice definitivo

  • Prólogo: Predica con el ejemplo. Los niños aprenden de lo que ven en su entorno y, además, imitan en todo a sus papás Es muy importante que perciban que los libros están siempre presentes, que forman parte de la vida y no sólo del decorado. Muchos padres leen por la noche, cuando el niño ya está dormido y no puede verlo. Sería bueno cambiar el chip y dedicar algún momento del fin de semana a la lectura en familia.
  • Capítulo uno: Haz que se familiaricen con los libros desde el principio. Conviene ofrecerles cuentos a los niños desde que son bebés para que los miren y los toquen. Hay cuentos específicos pensados para estimular sentidos como la vista, el tacto o incluso el oído a través de sonidos. También existen grandes títulos infantiles interactivos que aproximan a la lectura a través del juego. ¿Cómo crear hábito de lectura en los niños? Haciendo que los libros estén integrados en su vida desde el principio.
  • Capítulo dos: Léeles cuentos. Antes de que el niño sea capaz de leer por sí mismo con una comprensión adecuada, es muy importante leerles cuentos a diario para que comiencen a darse cuenta de las maravillosas aventuras que esconden los libros. Antes de dormir es el momento ideal, porque lo podemos incorporar fácilmente a la rutina diaria y, además, les ayuda a dormir.
  • Capítulo tres: Crea una biblioteca para ellos. En la era del niño hiperregalado, la mejor idea es comprar cuentos, cuentos y cuentos. Compra una estantería y llénala de cuentos. No necesariamente tienen que ser nuevos, se pueden conseguir gran cantidad de cuentos a través de amigos o en tiendas de segunda mano. Lo importante es que la biblioteca vaya creciendo cada vez más y el niño vea en ello un pequeño tesoro. Es buena idea ir dejando nuevos títulos, periódicamente, en alguna mesita que esté a su alcance, para que el niño los descubra por sí mismo y encuentre placer en la sorpresa.
  • Capítulo cuatro: Conviértelo en un premio. Premia con cuentos los buenos comportamientos y, por qué no, castiga sin cuentos los malos. Eso hará que el niño perciba los libros como objetos de elevado valor. Sí, es manipular… pero por una buena causa.
  • Capítulo cinco: Llévale a la biblioteca. Es un plan fantástico y gratuito para esos días de invierno en los que, si os quedáis encerrados en casa, se os llevan los demonios. La sala infantil de muchas bibliotecas suele ser un espacio agradable y permite descubrir nuevos cuentos. La idea del préstamo les suele gustar mucho, así que aprovechaos de ello.
  • Capítulo seis: Déjales escoger. Siempre debes atender a la edad de lectura recomendada de los libros, para evitar que le queden grandes o demasiado pequeños, pero si el niño te lo pide, deja que decida lo que quiere leer. ¿Cómo crear hábito de lectura en los niños? Concediendo libertad.
  • Capítulo siete: Nunca le obligues a leer. Si hacemos que el niño asocie la lectura con una obligación, leer será para él un suplicio y lo rechazará el resto de su vida. Vela porque en el colegio no le obliguen a leer títulos demasiado áridos para su edad (siempre que puedas y con respeto a los maestros).
  • Capítulo ocho: Incentiva que lean cualquier cosa. Cuando los niños aprenden a leer se muestran ávidos de demostrar su nueva habilidad a todas horas, no importa si es el catálogo de IKEA o los ingredientes de un zumo. Esa práctica les preparará para lecturas más largas y reposadas.
  • Epílogo: Ofréceles cuentos estimulantes. Su capacidad de sorpresa jugará un importante papel en su interés por la lectura, de modo que debes dedicar tiempo a buscar en las librerías cuentos que molen de verdad, que sean lúdicos a la par que educativos y que ofrezcan un incentivo añadido al de la propia lectura. Por ejemplo, los cuentos personalizados de Mumablue son una gran idea, porque el niño se reconoce en ellos y se convierte en el protagonista del relato, con su nombre y su apariencia física. 

Después de estos ilustrados consejos sobre cómo crear hábito de lectura en los niños, estoy segura de que muchas de vosotras haréis de vuestros churumbeles auténticas ratas de biblioteca. Y ahora os tengo que dejar, que me he comprado otro libro buenísimo del mismo autor indescifrable… ¡y tengo unas ganas locas de dormirme antes de leerlo! Pensaréis que estoy loca, pero a estas alturas de la maternidad lo único que combina con los zapatos es la portada de un libro de un autor buenísimo. 

Soy madre, pero sé disfrazar el desastre en que se ha convertido mi estilismo bajo un look bohemio muy hípster. Y punto.

¿Le dices a tu hijo que lea pero a ti te da una pereza que te mueres leerte estos post? ¡Hasta que saquemos la película, puedes escuchar este contenido en podcast! Búscalo arriba de este texto.

[Total: 2   Promedio: 5/5]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *