Cuento de Halloween corto para niños ¡Con audiocuento!

cuento de Halloween corto

¿Buscas un cuento de Halloween corto para leer a los niños que además sea terroríficamente divertido? ¡Has llegado al lugar perfecto! Con este cuento teatralizado los peques se lo pasarán de miedo, porque es para partirse de risa. Es la Noche de Halloween y los monstruos del viejo caserón se preparan para aterrorizar a los niños que lleguen buscando golosinas. Pero lo cierto es que son unos monstruos un poco chapuceros. ¡Prepárate a impostar voces! Os vais a divertir de lo lindo.

Audiocuento Noche de Halloween

Antes de que continúes, espera, porque tenemos una sorpresa: podéis escuchar esta obra de teatro dramatizada. ¡Un audiocuento que consiguió más de 4.000 escuchas en tres semanas! Desde su publicación, ya reúne 45.000 escuchas. Todo un éxito que no os podéis perder. Si prefieres el texto para leer o representar, lo encuentras un poquito más abajo.

Música: CC 0 Consecrated Ground, por Alexander Nakarada.

¡Descubre más cuentos de Halloween terroríficamente divertidos!

Cuento de Halloween para leer

Cuento de Halloween corto para leer o representar en familia

A continuación encontrarás el texto de este cuento de Halloween corto para niños. ¡Ah! Y te dejamos una música para que leas sobre ella este cuento de Halloween corto para leer y se cree un ambiente misterioso. ¡Podéis representar esta obra de teatro en familia!

Noche de Halloween

BRUJA: (NARRADOR) Buenas noches, queridos niños y niñas… Se acerca la noche de Halloween. ¡Es la noche más importante para los monstruos! Vampiros, momias, zombies, fantasmas, esqueletos, brujas… todos se preparan para su gran fiesta, con un único objetivo: Asustar a los niños y niñas como tú.

Sólo los que seáis REALMENTE valientes podréis soportar esta aterradora pequehistoria. ¡Tú! Sí, tú, que estás al otro lado del altavoz. ¿Eres lo suficientemente valiente? ¿Sí? ¿Segurooo? ¡Pues acompáñame, te llevaré a la mansión encantada para que pases una noche terrorífica! Pero antes… apagaré esta vela y nos quedaremos a oscuras…

TÍA ANGUSTIAS: (ANGUSTIADA) ¡Por todos los diablos! ¡No llegamos! ¡Está anocheciendo! ¡Orden! ¿Pero vosotros sois monstruos o gallinas sin cabeza? ¡Van a empezar a llegar los niños mortales y no tenemos nada preparado!

VAMPIRO: ¿Así voy bien?

TÍA ANGUSTIAS: Pero vamos a ver… ¡dónde vas con esa capa raída! Más que un vampiro, pareces armario apolillado.

NIÑA MOMIA: Tía Angustias… ¿has visto mis vendas? Me las quité para lavarlas y…

TÍA ANGUSTIAS: ¡Ay, “Noquierita”, querida, no lo sé! Ve a buscar en las…

NIÑA MOMIA: ¡¡No quiero!!

TÍA ANGUSTIAS: (RESOPLA) A ver… ¿Alguien ha visto las vendas de la momia “No quiero”?

FRANKENSTEIN: Si era lo que estaba tendido fuera las ha cogido abuela tía Socorro para pasear a Huesitos.

TÍA ANGUSTIAS: (RESIGNADA) Noquierita, un día vas a perder la cabeza.

MONSTRUITO: ¡¡Mamá, he perdido la cabeza!!

TÍA ANGUSTIAS: (REGAÑONA) ¡Claro! ¡Sí es que lo dejas todo por ahí tirado y luego no encuentras nada!

ÁNIMA NIÑA: (VOZ FANTASMAL) Maaaaamaaaaaaa… ven a jugar con nosotroooooos….

TÍA ANGUSTIAS: Cariño, ahora no puedo, ¿no ves que estoy ocupada?

ÁNIMA NIÑA: (VOZ POSEÍDA) ¡¡Ven a jugar con nosotros!!

TÍA ANGUSTIAS: ¡Ay, el tío Vampi ya sale del ataúd!

ABUELO: (QUEJIDO DE ANCIANO) Noooo, son mis rodillas, que cada día me cuesta más levantarme. ¡Ese no madruga ni por barra libre de sangre!

FANTASMA: ¡Mi sábana! ¡¡He perdido mi sábana!! (LLORIQUEA) ¡Justo hoy, que debuto como fantasma en Halloween!

TÍA ANGUSTIAS: A ver… calma. ¿Alguien ha visto la sábana de Plasma el fantasma?

ABUELO: Creo que la ha cogido la pequeña vampira… decía que tenía sueño y que se iba a la cama.

TÍA ANGUSTIAS: ¡Ya está Ernesto, el espectro, dando la lata con el pianito. (GRITA) ¡Ernesto, toca más bajito!

ERNESTO: (VOZ ESPECTRAL) Estoy practicando el réquiem.

ERNESTO: (VOZ RIDÍCULA) ¿Qué te parece si les asusto así, con voz de “otra tumba”?

TÍA ANGUSTIAS: ¡Querrás decir voz de UL-TRA-TUMBA!

ERNESTO: ¡De otra tumba da más miedo! ¿no? A mí, por lo menos…

MONSTRUITO: (TAPÁNDOSE LA NARIZ) Aquí huele fatal. ¿Quién ha sido?

ÁNIMA NIÑA: (VOZ FANTASMAL, CANTARINA) ¡El que primero lo huele, debajo lo tiene!

TÍA ANGUSTIAS: ¡Niños, un poco de respeto! (SUSURRO) Es el abuelo Zombi, que acaba de llegar. (ORDENA) Ve a ayudarle a colocarse los andrajos, corre. Y tú, abre una ventana…

TÍA ANGUSTIAS: (LLAMA) ¡Abuela Socorro! ¿Has traído la tierra del cementerio para plantar los crisantemos?

ABUELA: No, todavía no he terminado de empaquetar los caramelos con sabor a caca.

TÍA ANGUSTIAS: Niño, dile a la tía Catrina que venga.

TÍA CATRINA: (SIN DIENTES, ACENTO MEXICANO) ¿Qué se te ofrece, Angustias?

TÍA ANGUSTIAS: Tienes aquí tu mandíbula, colócatela antes de que alguien la pise.

TOC, TOC, TOC

TÍA ANGUSTIAS: ¡Ay! ¡Ese debe de ser Coco!

MONSTRUITO: ¿Coco? (ENTUSIASMADO) ¿¿El de la película??

TÍA ANGUSTIAS: Noooo. El coco. Que se come a los niños que duermen poco.

TÍA CATRINA: ¡Ay, Coco! ¡Me enamoró esa película! ¡Y esa versión de Chabela está bien bonita! (CANTA MIENTRAS SE ALEJA)

Ay, de mí, llorona, llorona….

Llorona de azul celeste.

Y aunque la vida me cueste, llorona,

No dejaré de quererte.

¡No dejaré de quererte!

TÍA ANGUSTIAS: ¡Ya es la hora! ¿Estamos listos? ¿Dónde está el pequeño monstruo que vive dentro del armario?

MONSTRUITO: Dice que no quiere salir. Que le dan miedo los niños.

TÍA ANGUSTIAS: (INDIGNADA) ¡Habrase visto!

DIN DON

TÍA ANGUSTIAS: (CON URGENCIA) ¡Ahí están! ¡¡Ya han llegado los primeros!! ¿Preparados? (CARRASPEO)

NIÑA REPELENTE: ¡¡¿Truco o trato?!!

MONSTRUOS: (UNÍSONO) ¡Buh!

NIÑA REPELENTE: ¡Pues vaya monstruos más cutres! ¡No asustaríais ni a un ratón!

TÍA ANGUSTIAS: Y encima está empezando a llover. ¡Qué desastre!

ABUELO: Otro año más que hemos fracasado… ¡Hala! ¿Alguien se apunta a jugar un Parchís?

BRUJA: (NARRADOR) Después de esta espeluznante historia, supongo que no quedará ningún niño escuchando. ¡Ah! ¡Tú! He de reconocer que has sido muy valiente pasando esta noche terrorífica en la mansión encantada llena de aterradores monstruos… Bueno, hay que reconocer que hoy, precisamente hoy, no daban mucho miedo… ¿verdad? Tal vez el próximo año les salga mejor. Ahora toca irse a dormir…

Pero antes… apagaré esta vela para quedarnos a oscuras…

SOPLA LA VELA

Cuento de Halloween para leer

Este no es el único cuento de Halloween corto. ¡Descubre más!

¿Os ha gustado jugar a representar este cuento de Halloween corto y divertido? Si lo habéis representado, estamos seguros de que os habéis divertido muchísimo fingiendo las diferentes voces. ¡Pero este Cuento de Halloween para leer no es todo lo que tenemos para ofrecerte! Tenemos una sorpresa alucinante. ¡Resulta que los monstruos protagonistas de “Noche de Halloween” tienen su propio cuento y audiocuento!

Echa un vistazo a la página Audiocuentos para Halloween y conócelos a todos en profundidad: quiénes son, cuál es su carácter, cómo se comportan… y, sobre todo, cuál es su propia historia. También puedes descubrir cuentos para leer y audiocuentos de todos los géneros en nuestra sección de cuentos infantiles gratis.